Defendamos nuestra lengua

Fotografía de la autora

Bajorrelieve del teatro de Myra

Hace unos días tuve ocasión de escuchar durante dos horas a una persona de un país hermano. Era un gran hablador, y mientras lo escuchaba, su manera de expresarse y lo que decía me hicieron reflexionar.

Por su forma de hablar, la riqueza de su léxico y su corrección tanto en las formas como en su expresión, entre nosotros podía pasar por una persona con estudios superiores.

Entre otras cosas, se lamentaba de la brusquedad en el trato, los malos modos y las expresiones violentas acompañadas de juramentos que empleamos en estas tierras del norte, y que tanto le extrañaban y le dolían cuando iban dirigidas a él. «Con un Hola la gente de aquí cree que ya saluda, nunca dicen buenos días o buenas tardes, y a mí, ese hola, si no va acompañado, no me basta. Y qué le voy a decir de los juramentos, que los hombres y hasta las mujeres emplean para sentirse más fuertes…».

La persona en cuestión era un trabajador de la construcción, un peón sin cualificar que, tras un periplo como emigrante sin papeles por otros países, había llegado hasta aquí.

Y sentí vergüenza, porque tenía razón. Es cierto que entre nosotros no hay tanta violencia en las calles como en algunos países. Pero ¿acaso la violencia verbal no es violencia? Y la educación ¿no empieza por aprender a hablar con corrección y respeto al prójimo? Y qué decir de la pobreza en el uso de nuestra lengua: damos mucha importancia al aprendizaje de otros idiomas, pero el dominio del nuestro no va a la par con otros conocimientos adquiridos. Ni en las familias ni en las escuelas se da la suficiente importancia al aprendizaje lingüístico, y, además, ciertos adultos piensan que los tacos, juramentos y expresiones incultas dan fuerza a sus ideas…o las sustituyen.

Y, por otro lado, ayer se inició una discusión en el foro de Asetrad sobre el mal uso de nuestra lengua, en concreto las palabras prestadas del inglés. Es un fenómeno que no sólo ocurre entre las gentes de habla hispana, y que es frecuente en el ámbito de la gestión empresarial. A menudo es por pedantería y por esconder la pobreza del propio léxico con palabras que suenan bien; o por presumir de saber inglés, por seguir la moda o también por dejadez.

Es más grave cuando se trata de contaminación involuntaria, ya que es imposible evitar los errores de los que no somos conscientes. Así, incluso los españoles viviendo en España, nos podemos encontrar hablando de insertar, aplicar (acabo de insertar un vínculo), diciendo sí, puedo, cuando vamos a hacer footing, o diciendo que estamos contentos porque nos han reclutado para la posición a la que habíamos aplicado. Y todo ello porque estamos influenciados por el inglés y la cultura anglosajona dominante.

Y conforme iba leyendo las expresiones de contaminación lingüística que se vertían en las diferentes intervenciones del foro, me ponía en guardia, porque no soy ajena a ese uso inapropiado del español, y reconozco que utilizo a veces algunas de esas expresiones.

Si al traducir un texto lleno de palabras del inglés, me siento como si estuviese en guerra contra el invasor, ahora, después de leer todas las intervenciones en dicho foro, soy consciente del largo camino que me queda por delante para convertirme, además de arquitecta y traductora, en lingüista, dominando mi lengua para no dar tregua al conquistador.

Me consuela, sin embargo, ver que el español no es la única lengua en que se ha infiltrado el inglés. En el lenguaje empresarial, el italiano más aún que el francés o el español, utiliza un mayor número de expresiones inglesas que nosotros, incluso cuando es obvio que existe una expresión equivalente en ese idioma. Se siente un enorme placer entregando al cliente un texto sin ninguna palabra tomada del inglés, cuando en el original hemos encontrado entre veinte y treinta palabras entrecomilladas.

Por otro lado, no es este un fenómeno nuevo ya que, dentro de mi especialidad, se aceptaron en su día, y hoy usamos con naturalidad, palabras tales como chabola, mansarda, arbotante, bordillo, chaflán, parqué, tomadas del francés o esgrafiado, escarpa, estuco y cartucho, de origen italiano. ¿Fueron necesarias? ¿Son necesarias las palabras inglesas que utilizamos hoy en día al hablar en español? Lo lamentable es que, existiendo su equivalente en español, se prefieran las palabras del idioma invasor.

¡En guardia! Nosotros, los que trabajamos el idioma, tenemos que defender la riqueza del mismo. Está en nuestras manos educar a los que nos rodean, utilizando todo nuestro léxico, para que no volver a oír a nadie diciendo lo mal que hablamos a este lado del océano.

Anuncios

  1. Hola Mercedes,
    Tienes razón pero ten cuidado de no juntarte a la quinta columna de los fascistas de la lengua.
    Yo creo que el problema no es la contaminación del ingles, sino que hoy, no haya mas formas de contaminación.
    No se que tal esta el español en día de hoy, pero me parece que el francés por su parte, solo se esta contaminando por el ingles. Y eso crea una reacción prescriptiva (sobre todo por parte de los que trabajan con el idioma) que tampoco es buena (porque los idiomas evolucionan con el uso, no con las reglas).
    El francés de Francia solía ser contaminado por los idiomas de sus vecinos, de los inmigrantes y de todos los extranjeros que lo aprendían, es decir muchos idiomas diferentes. Pero hoy, parece que solo esta contaminado por el ingles.
    Eso es pobreza lingüística de verdad.
    Por eso, creo que la culpa no es del ingles, sino de la gente que cree que por alguna razón estúpida, el ingles seria « mejor » que los otros idiomas (el bilingüismo es un ejemplo típico : cuando habla de bilingüismo, la mayoría de la gente piensa Ingles mas otro idioma).
    ¡En guardia! si, pero no con las idiomas. Nosotros, los que trabajamos con los idiomas (plural), tenemos que desmontar las ideologías que estropean a la riqueza, no del idioma, pero de los idiomas 😉
    Y perdón por mi maltratamiento del tuyo 😀
    Pierre

    • Hola Pierre, un saludo desde esta tierra tórrida que aún llora sus desgracias.
      Tu supuesto maltrato del español está ampliamente compensado por el que yo hago del francés cuando escribo en ese idioma, no te preocupes, seguiremos perdonándonos.
      No, no creo que nunca me vaya a juntar con ninguna columna fascista, ni siquiera de los de la lengua.
      Efectivamente, todas las lenguas son el resultado de sucesivos avatares históricos, y están llenas de términos y expresiones tomadas de las culturas dominantes en la época o que simplemente ejercieron algún tipo de influencia en uno o varios campos y han dejado su impronta en el lenguaje.
      De lo que me quejo, y quizás no se haya reflejado con suficiente énfasis en esta entrada, es del mal uso que hacemos de nuestro lenguaje, y de que, por desconocimiento del mismo, por falta de reflexión, o lo que es aún peor, por presumir de que se conoce el inglés, se utilicen términos que tienen su equivalente en nuestro idioma. Esto último me sucedió con un cliente que apenas sabía este idioma, y había escrito un texto lleno de palabras inglesas que obviamente se podían haber traducido al español. Es lo que dices de la gente que piensa que el inglés sería «mejor» que otros idiomas.
      Y sucede que a veces me encuentro con textos, escritos en español, que no acabaría de entender si no supiese inglés, o para hacerlo, tendría que echar mano del diccionario, porque el que lo ha escrito ha dado por supuesto que todos sus lectores iban a ser bilingües.
      Los que trabajamos con el idioma –y tomo tu expresión porque siendo arquitecta y careciendo de formación académica en lengua española, no me atrevería a considerarme lingüista–, debemos no emprender una lucha en defensa de nuestro idioma contra los posibles invasores, sino contra el mal uso y desconocimiento que se hace de la lengua.
      Hasta pronto,

      Mercedes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: